no todas las personas con tdah tienen el mismo perfil cognitivo conductual ni son iguales…A continuación te describimos que tipos de tdah existen y sus características.

Trastorno por déficit de atención con hiperactividad, subtipo predominantemente inatento.
Se trata de niños y adolescentes que se distraen fácilmente por lo cual estudian mejor solos o en grupos pequeños.

Además, no muestran persistencia para realizar una tarea ya sea en casa, en el colegio o en el juego. En caso que se les pida una tarea que implique esfuerzo, como las matemáticas, suelen aburrirse.

Se caracterizan también por cambiar de una actividad con facilidad sin que acaben ninguna de ellas ya que cualquier estímulo les puede distraer. Sin embargo, en ocasiones, si la actividad es altamente estimulante como pueden ser los videojuegos, se concentran.

Síntomas TDAH con Hiperactividad – subtipo inatento
La sintomatología en este caso incluye:

Se les ve “desconectados” de sus tareas y con fácil aburrimiento de las mismas.
No prestan atención a detalles y suelen cometer errores sencillos, especialmente, en asignaturas instrumentales.
Parece como si “estuvieran en la luna”, soñadores, “te miran pero no te escuchan”.
No terminan los deberes o los dejan incompletos.
Tienden a dejar las cosas para el último momento, mostrando cierta dificultad para recordar.
Presentan dificultad para regular el inicio y mantenimiento en una actividad.
Se muestran desorganizados y desordenados en su habitación y su escritorio.
Suelen perder, con facilidad, útiles escolares, libros e, incluso, la mochila.
Presentan dificultades de lectoescritura y para las matemáticas.
Trastorno por déficit de atención, subtipo predominantemente impulsivo.
Los niños que padecen el mencionado trastorno se caracterizan por un pensamiento irreflexivo lo que conlleva cierto riesgos en sus conductas. Por ello, solemos decir que muestran un bajo control de los impulsos, dificultades para concentrarse o para detener una acción – una vez iniciada- De la misma manera, no planifican sus tareas lo cual implica un elevado número de errores y, a su vez, les genera un importante sentimiento de malestar psicológico, acompañado de culpa. El mayor problema, en estos casos, es que su diagnóstico suele ser tardío por lo cual, también, se les empieza a tratar tardíamente.

Síntomas TDAH – subtipo impulsivo
Su sintomatología más común incluye:

Hablan excesivamente y usando términos inadecuados, interrumpiendo – frecuentemente – el turno de palabra de sus compañeros.
Suelen hacer – igualmente- comentarios inapropiados delante de las figuras de autoridad – ya sean profesores, padres, abuelos, psicólogos- lo cual suele provocar una mala relación con los mismos.
No desean retrasar la gratificación, es decir, todo lo quieren cuándo lo dicen y porque lo dicen. Por tanto, si no acaban consiguiéndolo, cuándo y cómo quieren, se producen unas intensas “rabietas” Y, si no lo consiguen, esto puede generar “rabietas”, es decir, tiene una tolerancia a la frustración muy baja.
A pesar de que saben las consecuencias de romper las reglas, con frecuencia, suelen cometer errores en tareas sencillas o bien, hacer conductas potencialmente imprudentes como, por ejemplo, subirse a un árbol, con el consiguiente riesgo de caída y, más aún, de graves fracturas.
Realizan las tareas sin leer las instrucciones ya que, para ellos, lo importante es acabarlas para poder realizar algo interesante, no la calidad con que las hagan.
Son impacientes, con disforia, hipersensibilidad ante las críticas, irritabilidad, bajo control externo de la rabia lo cual les lleva a que si su tolerancia para la frustración baja suficientemente, pueden mostrar tendencias agresivas.
Muestran un déficit en sus habilidades sociales lo cual motiva que prefieran jugar con niños de menor edad que ellos mismos.
Presentan baja autoestima.
Suelen presentar dificultades de aprendizaje como la disgrafía.
Trastorno por déficit de atención con hiperactividad subtipo predominantemente hiperactivo.
Se trata de niños que necesitan estar en movimiento constante, inquietos, suelen hablar tanto que llegan a aturdir a los demás. En la clase, son el exponente claro del alumno que no puede permanecer sentado demasiado tiempo, que se cambia de sitio, que habla o molesta a sus compañeros, con mucha frecuencia. Tienen prisa para todo y cierta torpeza motora por lo cual sufren accidentes frecuentes, especialmente, si su ingenio les lleva a hacer actividades “de riesgo” como, por ejemplo, trepar por un árbol.

Síntomas TDAH con hiperactividad – subtipo hiperactivo
Su sintomatología más común es:

Tienen mucha energía y la aprovechan para correr en situaciones inapropiadas.
Inquietos – mueven, sobretodo, las manos y los pies – como si quisieran, siempre, irse a otro sitio.
Frecuentemente, dejan su lugar en el colegio y tiran la silla, se paran, saltan, caminan, hablan o molestan a sus compañeros…
Son ruidosos y hacen movimientos innecesarios como hacer ruido con los dedos, golpear con el pie…
Con frecuencia, molestan a los demás invadiendo sus espacios tanto en casa como en el colegio.
Necesitan tener algo en las manos o en la boca, para jugar con ello y nunca lo hacen de forma tranquila.
Llevan a cabo actuaciones de riesgo.

“Estamos muy cerca de tí. Confía en nuestra experiencia”

SI NECESITAS AYUDA CUENTA CON NOSOTROS.

×