TDAH EN NIÑAS

La mayoría de estudios sobre la prevalencia y subtipos de TDAH muestran un mayor diagnóstico del trastorno en varones (generalmente, en una proporción de 3 a 1). Sin embargo, el TDAH, es una alteración biológica, tanto niños como niñas presentan los mismos síntomas de inatención, impulsividad e hiperactividad.

Conforme se recoge en la GPC del TDAH y en relación con los síntomas nucleares propios del Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad, los niños y niñas con TDAH presentan diferentes patrones de comportamiento. Las niñas tienden a presentar mayor inatención y los niños, mayor componente de hiperactividad-impulsividad.

Tal y como se recoge, Biederman et al (2002) presentaron la frecuencia, en porcentaje de los subtipos de TDAH según géneros, para los que determinaron que:
El subtipo combinado se presentaba más frecuente en niños que en niñas (80% frente al 65%, respectivamente).
El subtipo inatento era más frecuente en niñas que en niños ( 30% frente al 16%, respectivamente).
El subtipo hiperactivo- impulsivo, siendo el menos frecuente de los tres, se encontraba tanto en las niñas (5%) como en los niños (4%).
Para poder situarnos comentar que, según los criterios diagnósticos del DSM IV los síntomas que hacen referencia a un subtipo inatento, más frecuente en las niñas que en los niños, nos encontramos con los siguientes:

                      TDAH NIÑAS

A menudo no prestan atención a los detalles o incurre en errores por descuido en las tareas escolares, en el trabajo o en otras actividades.
A menudo tienen dificultades para mantener la atención en tareas o actividades lúdicas.
A menudo parecen no escuchar cuando se le habla directamente.
A menudo no siguen instrucciones y no finalizan tareas escolares, encargos u obligaciones en el centro de trabajo (no se debe a comportamiento negativista o a incapacidad para comprender instrucciones).
A menudo tienen dificultades para organizar tareas y actividades.
A menudo evitan, les disgusta dedicarse a tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido (como trabajos escolares o domésticos).
A menudo extravían objetos necesarios para tareas o actividades (juguetes, ejercicios escolares, lápices, libros o herramientas).
A menudo se distraen fácilmente por estímulos irrelevantes.
A menudo son descuidados en las actividades diarias.
También quedan reflejadas algunas diferencias entre niños y niñas en lo que se refiere a cómo influyen las manifestaciones clínicas del trastorno, en el rendimiento escolar y en los trastornos comórbidos.

Referente al rendimiento escolar:

El bajo rendimiento académico es debido, en parte, a las propias dificultades organizativas, de planificación, priorización, atención y precipitación de la respuesta que obedecen a las alteraciones de las funciones ejecutivas (memoria de trabajo e inhibición de respuesta) propias del TDAH, y a las dificultades específicas que comportan los trastornos específicos del aprendizaje frecuentemente asociados como es la dislexia.

En general, las niñas con TDAH muestran una menor presencia de trastornos del aprendizaje asociados y mejores habilidades en la capacidad lectora, hecho que influye en su infradiagnóstico.

Referente a trastornos comórbidos.

Los niños son diagnosticados con más frecuencia de trastorno negativista desafiante, trastornos de conducta y depresión mayor. En el aula presentan mayor índice de comportamientos disruptivos e hiperactividad.

Las niñas con TDAH son menos agresivas e impulsivas y presentan menores síntomas de trastornos de conducta. Tienen un mayor riesgo de sufrir trastornos de ansiedad. A nivel escolar, muestran menos problemas y participan en más actividades extraescolares.

Estas diferencias de género desaparecen en la pubertad. Seidman L.J,(.2006).

Tras la revisión de algunos artículos hemos podido encontrar algunas aportaciones que hacen referencia a estas diferencias entre sexos en el TDAH. Por ejemplo, J.R. Valdizán, E. Mercado , A. Mercado-Undanivia hacen referencia en su artículo titulado Características y variabilidad clínica del trastorno por déficit de atención/hiperactividad en niñas a uno de los estudios apoyados por el Instituto Nacional de Salud Mental estadounidense en el año 1999 en el que se señala que el TDAH afecta de forma diferente a las mujeres que a los hombres.

Las niñas pueden tener mayor probabilidad de tener síntomas de inatención en contraste con los niños en los que predominan la hiperactividad, la impulsividad y los comportamientos disruptivos.
Comparadas con las niñas sin el trastorno, las que padecían TDAH tenían índices significativamente más altos en problemas de comportamiento, por ejemplo, negativista desafiante y de conducta, aunque sus índices son más bajos que los de los varones.
Las chicas con TDAH exhibieron niveles más altos de variaciones del humor y ansiedad que los niños sin TDAH.
Con respecto a los jóvenes no afectados, las chicas con TDAH tienen un mayor riesgo en la dependencia del alcohol y la droga, incluyendo el tabaco.
Sus dificultades cognitivas son similares a las de los varones con TDAH.

Referencias :Fundacion CADAH

“Estamos muy cerca de tí. Confía en nuestra experiencia”

SI NECESITAS AYUDA CUENTA CON NOSOTROS.

×